Desarrollan alumnos y docentes sistema lumínico para la generación acelerada de biogás como alternativa sustentable 

Redacción Noticias Mx.- Desde hace más de un año, alumnos y docentes de la Universidad del Valle de México Campus Tuxtla, trabajan en la elaboración de un biorreactor que aprovecha los desechos orgánicos para generar biogás con altos niveles de metano a partir de la intermitencia y la intensidad lumínica; el sistema controlado de forma automática tiene la intención de generar mayor cantidad de biogás en menor tiempo, respecto a los biodigestores tradicionales.

El líder de Investigación de la Universidad del Valle de México Campus Tuxtla, Neín Farrera, mencionó que los resultados del biorreactor, hasta ahora a nivel experimental, son positivos. 

Además, comentó que el sistema biodigestor tiene variaciones controladas de luz de forma planeada, “las experimentaciones se han realizado con una metodología científica y equipos especializados, medimos la reacción de los procesos de biodigestión, específicamente el incremento en la cantidad y velocidad de producción de biogás; el dispositivo es totalmente automatizado y robusto, diseñado especialmente para el uso rudo, como el que en la realidad se requiere, es decir, el biogás es como el gas que utilizamos en casa o para un motor de combustión interna entre otros usos”, señaló

El Doctor, aclaró que, al biodigestor, se le agregó el sistema lumínico, que hace la diferencia de otros ya existentes, “el desarrollo tecnológico tiene el objetivo de aprovechar los desechos orgánicos tanto urbanos como rurales, principalmente estiércol animal para producir el preciado biocombustible de forma acelerada; lo mejor es que además de disminuir la contaminación que pueden provocar estos desechos, se genera un combustible renovable de alto uso en la vida diaria moderna y un bioabono de alta calidad para cultivos orgánicos”, expresó.

Agregó que obtienen el estiércol de los ranchos ganaderos (ganado vacuno), granjas porcícolas y avícolas que existen en granjas, zonas rurales o en lugares aledaños a las ciudades. Cabe señalar que los sistemas de biodigestión tradicionales producen biogás con sistemas manuales, lo que hace que la operación y mantenimiento tenga altas probabilidades de fallar, además de que el biogás generado muchas veces no es suficiente para abastecer a los usuarios finales, lo que ha llevado a buscar opciones científicas a los investigadores Aldo Aguilar, Osbaldo García, Yanhsy Hernández, Pascual López, Joel Moreira, el propio Neín Farrera, así como Lorena Ramírez y Nicolás Velázquez del Centro de Estudios de las Energías Renovables de la Universidad Autónoma de Baja California (CEENER-UABC).

Este último diseño, pronto será registrado ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, “este dispositivo de alta tecnología, actualmente está en proceso de ser registrado ante el IMPI, por lo que aún no pueden darse los detalles de sus componentes, pero seguramente en poco tiempo será reconocido a nivel nacional e internacional”, concluyó el Dr. Neín Farrera.  

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto