Feminicidios de la ley a la realidad. Parte 1

El 31 de julio de 2015 se declaró la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres en 11 municipios del Estado de México

 

Pedro Antonio Valseca Pereyra

 

Ecatepec, Estado de México.- De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, el promedio de casos de feminicidio por cada cien mil habitantes pasó de 0.63 en 2015 a 1.07 en 2017; durante enero y febrero de este año la cifra fue de 0.19.

 

El reporte denominado “Información delictiva y de emergencias con perspectiva de género”, con fecha de corte 31 de diciembre de 2017, establece que en 2015 hubo 389 casos de presuntos feminicidios; el mes de mayor incidencia fue octubre, con 41 casos.

 

La cifra pasó a 580 en 2016, cuando el mes de mayor agresión fue marzo, con 65 presuntos casos. En tanto que al llegar a 2017, junio fue el mes más violento, con 70 presuntos feminicidios, para cerrar el año con 671.

 

El 31 de julio de 2015 se declaró la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres en 11 municipios del Estado de México: Ecatepec, Nezahualcóyotl, Tlalnepantla, Toluca, Chalco, Chimalhuacán, Naucalpan, Tultitlán, Ixtapaluca, Valle de Chalco y Cuautitlán Izcalli, sus alcaldes fueron propuestos por el PRI, PAN y PRD.

 

El reporte “Información delictiva y de emergencias con perspectiva de género” da a conocer los cien municipios con mayor cantidad de casos de feminicidio reportados durante el 2017; Nezahualcóyotl está en el lugar 12; Lerma en el 47; Nicolás Romero 58; Villa del Carbón, 80; Huehuetoca, 97; y en el lugar 100 está Ixtlahuaca. Ecatepec no aparece en el listado.

 

Xóchitl Arzola Vargas, presidenta de “Mujeres en cadena AC por una vida digna”, explicó que en ese municipio colindante con la Ciudad de México, el 96 por ciento de la población se siente insegura.

 

“Pese a que el mundo nos ha conocido y hay notas de medios internacionales que dicen que Ecatepec es el peor lugar para vivir o el peor lugar para ser mujer, nos ha faltado algo”, señaló.

 

En entrevista en la explanada municipal de Ecatepec, la diputada local durante la LVIII Legislatura (2012-2015) señaló que las organizaciones de la sociedad civil tienen un fin, que es estar cerca de la gente; “siempre lo he dicho, necesitamos una estrategia coordinada, porque el estado y los municipios son los que tienen el recurso económico y humano para poder hacer cambios sustanciales”.

 

De acuerdo con el conteo de feminicidios que lleva su asociación, en Ecatepec están a un paso de llegar a 500 casos.

 

“En lo que va de la alerta hasta el 15 de marzo, que fue nuestro último corte, tenemos en 2016, 258 casos; en 2017, 168; y del 1 de enero al 15 de marzo de este año tenemos 34”, explicó.

 

Con esta cifra, en tan solo dos años, hace ver al problema de Ciudad Juárez como algo que tuvo trascendencia por ser frontera.

 

“Ciudad Juárez la ventaja que tuvo fue ser ciudad fronteriza, en Ciudad Juárez ocurrieron 500 feminicidios en diez años, nosotros los llevamos en dos años y sigue sin pasar nada, eso es lo preocupante”, comentó.

 

Explicó que ellos han tenido reuniones con embajadores de la ONU para buscar alternativas de solución a esta problemática.

 

“En la reunión decíamos que ya estamos cansados de tanto estudios y estudios, ya sabemos de qué estamos enfermos, en México la cultura machista, la cultura misógina odia a las mujeres, eso ya lo sabemos, más bien, tenemos que empezar a generar cosas que cambien”, comentó.

 

Reconoció que hay algunos avances, porque antes se decía “los trapitos sucios se lavan en casa, ahora las mujeres ya reconocen y asumen que han sufrido violencia y lo hacen público sin temor a ser mal vistas por la sociedad, ahora son historias de vida”.

 

“Solo ha habido avances en blanco y negro, en papel, desafortunadamente la Ley de Acceso a una Vida Libre de Violencia y la Declaratoria de Alerta de Género son muy bonitas; la declaratoria te dice que hay tres tipos de medida: de prevención seguridad y justicia, te enlista cómo hay que resolver cada una de esas, pero desafortunadamente no existe. Por ejemplo, en la búsqueda inmediata por la desaparición de mujeres todavía te piden esperar, bueno, quien no sabe, todavía te dicen que tienes que esperar 72 horas, se fue con el novio y no pasa nada”, señaló.

 

Esto sucede aún cuando la Ley establece que desde el primer minuto que dejes de saber de tu familiar, hermana, hija o amiga, tienes derecho a denunciarlo y las autoridades deben buscarla de manera inmediata.

 

“En la mayoría de los casos nos han dicho las familias que denunciaron, pero les dicen que tienen que esperar”. Una ventana que se ha abierto para una mayor difusión son las redes sociales, “pero no es lo mismo que una policía con miles de elementos pueda enfocarse a la búsqueda”.

 

Explicó que el tiempo es crucial en casos de desaparición, porque de Ecatepec se llega a la Ciudad de México en 20 minutos, mismo tiempo que se tarda en llegar a Hidalgo.

 

 

 

Medidas de prevención

El diputado de la LIX Legislatura mexiquense, José Antonio López Lozano, mencionó que en estos tres años se ha buscado crear un marco legal que permita disminuir la violencia intrafamiliar, que puede terminar en feminicidio.

 

“La muerte de una mujer como tal no es un feminicidio, es dependiendo de las circunstancias en que muera. El gran porcentaje de muertes con carácter de feminicidio es a manos de su pareja sentimental, porque hay golpes, hay violencia”, explicó.

 

Entrevistado en Amecameca, el diputado perredista explicó que Legislatura logró modificar la forma en que las autoridades comenzaban con la investigación de violencia intrafamiliar.

 

Anteriormente la indagatoria comenzaba en cuanto la persona agredida se presentaba a levantar la denuncia respectiva.   

 

En ese momento la mujer agredida se encontraba en la disyuntiva de iniciar el procedimiento porque amaba al agresor, era el padre de sus hijos y si estaba encerrado no iba a tener recursos para mantenerlos.

 

El 13 de septiembre de 2016 se modificó la ley, por lo que ahora la violencia intrafamiliar se persigue de oficio, es decir, ahora la mamá, la vecina o el propio policía que al pasar escuchó gritos, puede iniciar la investigación; la víctima no podrá retirar la denuncia.

 

izas

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto