Levantan ayuno en Guadalajara tras pactar permiso para operar calandrias sin comodato

Lo único que queríamos era trabajar, dijo un calandriero, al subir a la ambulancia

Gloria Reza

Redacción: Mx Político

Guadalajara,Jal. (apro).- Operadores de calandrias pusieron fin a once días en huelga de hambre afuera de palacio municipal tras conseguir que el ayuntamiento les concediera un permiso a partir de hoy y hasta el 7 de enero para circular sin necesidad de firmar un comodato.

Previo a subir a la ambulancia, Víctor Hugo Arenas Rodríguez, calandriero desde hace 33 años, con voz débil, pero visiblemente contento dijo a Apro que "conseguimos lo que queríamos, lo que nosotros queríamos era trabajar".

"Hicimos un convenio con el cabildo del municipio de Guadalajara donde nos permiten trabajar en cuanto nosotros firmáramos (sin acceder al comodato). Es un acuerdo hasta el 7 de enero. Es una ventaja", reveló.

Y adelantó que "el lunes próximo tenemos una mesa de diálogo con el cabildo municipal para ver qué sigue".

Los tres calandrieros que se mantuvieron en huelga de hambre representan a 55 de sus compañeros, pero 25 accedieron a firmar el comodato para sustituir los caballos por una calandria eléctrica, según refirió Víctor Arenas.

En tanto, el municipio había anunciado que este viernes 15 vencía el plazo para que los calandrieros firmaran el comodato para entregarles un permiso temporal para trabajar y que èste había sido firmado por 39 choferes de carruajes.

Víctor Arenas comentó que valió la pena el sacrificio, puesto que "todos mis compañeros van a poder trabajar, vamos a poder trabajar, vamos a tener una Navidad digna como la pedíamos. Y a partir del 7 de enero vamos a negociar y dialogar", insistió.

Los tres hombres fueron trasladados en una ambulancia a los servicios médicos municipales para una revisión.

Arenas comentó que bajó 20 kilos y se levantó la sudadera para mostrar que se le caían los pantalones. "Estoy contento, ya no me duele nada", fueron sus palabras antes de que uno de los paramédicos lo subiera a la ambulancia.

En el ayuno para protestar contra la imposición de carros eléctricos y el retiro de caballos, Víctor Arenas estuvo acompañado por Silverio Gutiérrez Valdivia y Martín Hernández Arévalo, quienes encadenados de manera simbólica pasaron frío y hambre afuera de palacio municipal, en espera de recuperar la actividad laboral que sus padres, tíos y abuelos ejercieron y que ellos consideran su herencia.

Hace dos días, el alcalde Enrique Alfaro Ramírez dijo que el ayuno que realizaban los calandrieros se trataba de un montaje por parte del candidato independiente a la gubernatura, Fidel Alejandro Kosonoy, y por el también aspirante al mismo cargo, el priista Miguel Castro Reynoso.

El 9 de agosto, Alfaro presentó el modelo de las calandrias eléctricas, las cuales sustituirían a 55 unidades, y los automotores serían entregados en un comodato de 99 años.

Desde esa fecha, los calandrieros se inconformaron públicamente al argumentar que se convertirían en empleados, cuando actualmente en su mayoría son propietarios de las calandrias.

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto