Congreso de Morelos autoriza a Graco nueva deuda de 2 mil mdp

El gobernador festejó que los legisladores lo aprobaran para “la reconstrucción de Morelos” luego del sismo

Jaime Luis Brito

CUERNAVACA, Mor. (apro).- De nueva cuenta, “en lo oscurito”, el Congreso del Estado, autorizó al gobierno de Graco Ramírez, contratar un nuevo crédito por poco más de 2 mil millones de pesos, con lo que la deuda nominal bancaria se acercaría a 8 mil millones de pesos.

El propio Graco Ramírez festejó que los legisladores lo aprobaran para “la reconstrucción de Morelos” luego del sismo: “Mi reconocimiento a las y los diputados @MorelosCongreso que con una amplia mayoría resolvieron autorizar los fondos para reconstruir nuestro estado pensando en la gente que nos necesita y a la qué hay que apoyar #UnidosPorMorelos”.

Fueron 25 de 30 legisladores, los que aprobaron el crédito, además de planchar en la misma sesión el Paquete Presupuestal 2018, el que prácticamente no tuvo modificaciones. Sólo los legisladores que restan del PAN, y los dos diputados de Partido Humanista y Encuentro Social.

Aunque la sesión estaba agendada para este jueves, al filo de la medianoche, comenzaron a puerta cerrada y con un cerco policiaco en la sede alterna ubicada en la colonia Maravillas, al norte de la capital del estado. Fue la madrugada de este jueves, en medio de rumores de protestas de universitarios y grupos ciudadanos.

A partir del sismo, Graco Ramírez, muy cuestionado por intentar acaparar las despensas que llegaban para los damnificados, creó por decreto el organismo “Unidos por Morelos”, para aplicar los recursos destinados a la reconstrucción. Al frente del mismo colocaron a Sergio Beltrán Toto, operador financiero de Rodrigo Gayosso Cepeda,  líder del PRD en la entidad e hijastro del gobernador Graco Ramírez.

A finales de septiembre, Graco anunció que habría un primer fondo por 300 millones de pesos para la reconstrucción de aquellas zonas que no cumplieran con los requisitos del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden). Luego, al presentar el presupuesto del próximo año, se informó que el gobierno del estado destinó 363 millones de pesos.

La primera decisión fue integrar el fondo con recursos que correspondía a los municipios, luego se anunció que designarían dinero destinado originalmente al proyecto de transporte Morebús, aunque se sospechaba que el gobierno no descartaba el endeudamiento.

Graco Ramírez recibió el gobierno con una deuda de alrededor de mil 500 millones de pesos, pero ahora, la deuda nominal en el presupuesto es superior a los 5 mil millones pesos, y junto con los dos mil millones aprobados en esta madrugada rebasaría los 8 mil millones de pesos.

Al menos dos diputados federales reaccionaron esta mañana a través de comunicados de prensa en relación a la deuda pública. 

Lucía Meza Guzmán, quien este miércoles anunció su renuncia al PRD, calificó como “lamentable que el Gobierno de Graco Ramírez se vea en la necesidad de recurrir a un multimillonario endeudamiento para enfrentar el proceso de reconstrucción en Morelos tras el sismo del pasado mes de septiembre, situación que genera demasiadas sospechas ante el riesgo de que se pretenda justificar con este endeudamiento la complementación de los recursos del Fonden y se disfrace así la estrategia para ‘el año de Hidalgo’.

En tanto, el priista Matías Nazario Morales se sumó a las críticas en contra del nuevo crédito. “Lamentable que el Gobierno del Estado tenga que recurrir al endeudamiento para cubrir la parte que le corresponde aportar al Fonden, esto es consecuencia del despilfarro del gasto público y de la falta de disciplina financiera con la que se ha conducido el Gobierno de Graco Ramírez, de manera que cuando realmente se necesitan recursos, estos ya se gastaron en obras y acciones superfluas que en nada han beneficiado a los morelenses. Con este nuevo crédito la deuda de Morelos se ha incrementado en más de 700 por ciento en tan solo cinco años, lo que es inadmisible”, expresó el legislador.

mals

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto