[ESPECIAL] Dejan de lado plataformas presidenciales temas ambientales / Parte 1

Los presidenciables se han supeditado a sólo decir frases sueltas y sin sentido para salir al paso del tema, detalló Leticia Merino

 

Por Juan Carlos Machorro

 

México.- Ante la elección a Presidente de México para este 1 de julio, y con el arranque oficial de sus campañas, un grupo de expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se dieron a la tarea de analizar sus plataformas electorales en el tema de medio ambiente y sustentabilidad, quedando que es inexistente la visión ambiental de todos los candidatos.

 

Los presidenciables se han supeditado a sólo decir frases sueltas y sin sentido para salir al paso del tema, detalló Leticia Merino, Coordinadora del Seminario de Sociedad, Medio Ambiente e Instituciones de la UNAM, quién soslayó que esto deja al garante al futuro de México, pues se sigue demostrando por los partidos políticos un desprecio hacia la conservación de los recursos naturales.

 

Junto a otros investigadores universitarios coincidieron que en los tres principales candidatos a la Presidencia de México se tiene un discurso fragmentado en el tema ambiental, sólo hablan de modernización nacional sin pensar en lo vital que es tener salud en los ecosistemas.

 

Ejemplificó con el caso del actual gobierno que pese a que las instancias a cargo de la política ambiental, como es la Secretaría de Medio Ambiente federal (SEMARNAT), y sus organismos que son controlados por el Partido Verde (PVEM), -el cual está expulsado de la Liga Mundial de Partidos Verdes, ello por su falta de congruencia en políticas sustentables-, ha fracasado en el cuidado ambiental del país y Rafael Pachianno, quien encabeza a SEMARNAT y sus antecesores, han coadyuvado a quitarle dientes de acción a todo el sector para poder defender y actuar cuando se daña a la naturaleza.

 

Declaró que en las plataformas electorales es imperativo que el agua sea tratada con urgencia, ya que es el bien base del desarrollo económico y la vida humana. Además que no se deben dejar las acciones de conservación en sólo realizar reforestaciones sin entender la dinámica arbórea, no es sólo cuestión de seguir decretando Áreas Naturales Protegidas (ANPs), sino que debe otorgárseles presupuestos, crear leyes y sanciones en caso de dañarlas para el bien actuar de la Procuraduría de Protección Ambiental (PROFEPA).

 

Explicó que la agenda ambiental es invisible en plataformas de candidatos y solo se reduce a tener más ANPs  que, a nivel mundial la ONU ha documentado que el 50% de las ANPs del planeta han fracasado en ese modelo de conservación, de ahí que se tiene que cambiar su sistema de trabajo a uno donde los lugareños se empoderen en su control y manejo, de otra manera es imposible que las ANPs sigan funcionado.

 

Ejemplo de este fracaso son las ANPs marinas que declaró SEMARNAT hace poco más de un año, que no han recibido presupuesto, no tienen planes de manejo y ni personal asignado a verificar su valor intrínseco, quedando en ANPs de papel.

 

Explicó que los catedráticos de la UNAM que revisaron las plataformas electorales de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) que encabeza la coalición de partidos políticos (Movimiento de Renovación Nacional, Partido del Trabajo y Partido Encuentro Social), llamada Juntos Haremos Historia (JHH), Ricardo Anaya, candidato del Partido Acción Nacional y Partido de la Revolución Democrática que conformaron la coalición Por Méxicoal Frente (PMF) y José Antonio Meade, candidato del Partido Revolucionario Institucional y el Partido Verde de la coalición Todos por México (TM), el tema ambiental es tratado con desdeño y si bien se dice que el desarrollo económico debe ser sustentable no se dice el cómo.

 

Sobre seguridad alimentaria, los tres hablan de ello, dijo, pero no se dice el cómo hacerlo una realidad, AMLO habla de crecer en cultivos en el sureste pero no se dice cómo. No se habla de los problemas que han llevado a la perdida de esta seguridad por la apuesta del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y del PVEM de sólo impulsar la agricultura intensiva en el norte del país y de grandes empresarios, dejando en el olvido a millones de pequeños campesinos.

 

En referencia al PRI y el Partido de Acción Nacional (PAN), dijo que hablan de enfocarse en energía renovable, lo que es una incoherencia, más cuando el PRI y el PVEM que han sido gobierno no han impulsado este tipo de mercado.

 

Mientras que AMLO con una visión a contracorriente de lo que dicta el mundo, busca regresar a que el país apueste e invierta más en refinación de petróleo. “Debe ser aclarado este punto. Ya que se podría caer en una inversión sin fondo”.

 

En el punto de biodiversidad, contaminación del aire, problemas de las costas que ninguna coalición partidista toca el tema, excepto el PVEM que solo señala la importancia de cuidar a los delfines. El PVEM plantea cumplir acuerdos internacionales en materia ambiental, pero de forma muy hueca sin pensar en los conflictos internos en sustentabilidad que no resuelve el país y más en especial el propio PVEM que dirige la SEMARNAT.

 

Enfatizó que para las coaliciones de partidos que buscan la Presidencia de México, el medio ambiente es tratado como un aspecto cosmético de dar buena cara al tema. El cual, está muy centralizado en la toma de decisiones, lo cual, provoca que las políticas implementadas sean sólo paliativas.

 

Detalló que “el PVEM fracasó en  este sexenio al encabezar la SEMARNAT”, muestra de ello es que los decomisos de madera ilegal apenas es el 10% de este tráfico que se estima existe en el país.

 

Puntualizó que “el PRI y el PAN tienen en sus plataformas una tendencia de sacrificar la calidad ambiental por sobreponer una visión empresarial. Mientras que MORENA diferencia en su visión de lo que debe ser la protección ambiental, pero sin tener una visión de mediano y largo plazo.

 

Por su parte, el también Coordinador del Seminario Universitario de la UNAM, Alejandro Velázquez Montes, declaró que ninguna plataforma electoral toca de forma adecuada el medio ambiente, y tanto Meade como Anaya sólo aprecian a los recursos naturales como un eje mercantil, no de salud humana o de preservación biodiversa, lo cual, catalogó como de muy grave.

 

Argumentando, dichas coaliciones, que los grandes temas ambientales se resuelvan con consultas ciudadanas en lo local, cuando se debe analizar que el daño ambiental de presas, ANPs, minas, etc., con visiones más amplias.

 

“Ningún candidato ha reconocido la heterogeneidad del territorio y piensan que todo es una comunidad igualitaria, cuando ello no pasa en la realidad. Se debe tener una inercia regional para cambiar ese modelo de visión gubernamental para avanzar en los avances que el medio ambiente debe presentar“, dijo.

 

 “Se requieren bancos de información que SEMARNAT y sus organismos no tienen, que no sirven al estar separados en caso de los datos que existen”, recalcó.

 

Añadió que en el caso de datos de calidad de agua y degradación de cuerpos de agua, es pésimo y nulo el trabajo de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), aunado a la falta de un trabajo de difusión para que la ciudadanía y empresas no vierta contaminantes directos a cuerpos del agua, labor que lamentó no realizo CONAGUA en todo el sexenio. Mientras que las cosas se pondrán peor con la autorización del fracking que se estima contaminará y quitará grandes cantidades de agua a zonas urbanas y rurales.

 

Dijo que hacen faltan propuestas reales sobre el manejo social del agua, pues Meade y Anaya lo que se estima es que darán seguimiento a las políticas de sus administraciones federales que plantean la privatización del agua.

 

Finalmente, Rodolfo García, profesor de la U. De Zacatecas, puntualizó que en el caso de la minería y sus consecuencias ambientales, en las plataformas electorales, el único que ha tocado el tema es AMLO declarando que instaurará una minería sustentable, sin ahondar en los cómo de hacer esa promesa.

 

También, indicó que en la actual administración la SEMARNAT y PROFEPA se volvieron instancias de adorno que no pueden multar a las mineras y han permitido que se hagan desastres ambientales que hoy suman 128 conflictos mineros sin resoluciones.

Explicó que las nuevas autoridades deberán promover observatorios estatales sobre recursos naturales, minería y desarrollo sustentable, aunado a que los municipios y comunidades deben decidir sobre el uso del impuesto del 7.5%.

 

Además, señaló que los candidatos de todos los partidos no tienen agenda de análisis territorial del país, sino que también padecen de tener una ausencia de nueva arquitectura urbana con visión de futuro y radicar la afectación ambiental a la población.

 

izas

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto