A prueba, una Corte cuestionada… / En opinión de Enrique Aranda

Cuando los niveles de credibilidad y confianza ciudadana en ella se encuentran en su peor nivel de años tras la forzada y aún insuficientemente explicada dimisión de Eduardo Medina Mora, la Suprema Corte se colocará en el centro mismo del debate (político) y, literal, pondrá a prueba su ahora cuestionada independencia apenas reciba y proceda a dictaminar las acciones de inconstitucionalidad, media docena al menos, que partidos políticos, organizaciones sociales y órganos (constitucionales) autónomos, confirmaron, promoverían apenas fuera publicada la cuestionada Ley Bonilla.

En las próximas horas, efectivamente, igual Acción Nacional que el Revolucionario Institucional y el de la Revolución Democrática en principio, que la Coparmex y, de manera inusual, el Instituto Nacional Electoral (INE), de Lorenzo Córdova, o la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), de Luis Raúl González Pérez, estarán elevando a la consideración de la mesa que coordina Arturo Zaldívar sendos recursos orientados a revertir la burda e insultante reforma que, en julio, votó el Congreso bajacaliforniano con miras a ampliar de manera ilegal y antidemocrática, de dos a cinco años, la permanencia del cínico moreno Jaime Bonilla en el gobierno estatal.

Ello, obvio, luego de que, tras una intencionada dilación en su entrega para que fuera publicada, el Periódico Oficial de la entidad que gobierna el panista Francisco Kiko Vega finalmente incluyó el controvertido documento que, en palabras del presidente del sector patronal, Gustavo de Hoyos Walther, es la evidencia de “uno de los actos legislativos más aberrantes y vergonzosos que registra la historia democrática” de México, lo que no es poca cosa y abrió la puerta con ello a que sea la (Tremenda) Corte la que, en apego a la ley e, igualmente, en atención a lo expresado por “ya sabemos quién”… resuelva en definitiva sobre su procedencia.

No deberá pasar mucho tiempo, pues, antes de que, con absoluta objetividad y con base en la actuación de sus integrantes, estemos en posibilidad de valorar el nivel de “afectación” que a la libertad y, en consecuencia, credibilidad de la máxima instancia jurídica del país, dejó el affier Medina Mora que, por cierto, aún no acaba…

 

ASTERISCOS

* ¡Vaya indignación! la que, al más alto nivel gubernamental, generan versiones según las cuales Juan Iván Peña Neder, el recién removido dirigente de las elbistas Redes Sociales Progresistas, gustaba presentarse como cercano a Alfonso Romo y al consejero independiente de Pemex, Rafael Espino, en un clásico “tráfico de influencias”…

* Al más puro estilo de la 4T —“(yo) denuncio y congelo cuentas (millonarias)… y tú renuncias”—, el impresentable Carlos Romero Deschamps dejó el comando del sindicato petrolero, donde él y los suyos —sus hijos en forma destacada— incurrieron en toda suerte de abusos y excesos. Ahora sí que ¡muy bien!, haiga sido como haiga sido… pero, ¿y el Clan Napito cuándo?...

* En el marco de sendos operativos de cateo a domicilios en Xochimilco, la Secretaría de Seguridad Ciudadana, de Omar García Harfuch, se anotó ayer un nuevo logro al conseguir la captura de El Cabezas y/o Richi, quien, tras la captura de su concuño, El Tortas, fungía como nuevo líder del cártel Fuerza Anti-Unión Tepito. Bien…

 

—--

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto