Claves del TPP-11, que México y 10 países firmaron sin EU 

Los sectores textiles y de calzado mexicano podrían verse afectados una vez que entre en vigor el tratado 

Por Vanessa Solis 

Ciudad de México.- Luego de ocho años de negociación y sin la participación de Estados Unidos 11 países, entre ellos México, lograron firmar el Tratado de Asociación Transpacífico (TPP, por su sigla en inglés).

Este acuerdo comercial, ahora llamado Tratado Integral y Progresista de la Asociación Transpacífico (CPTPP, por sus siglas en ingles), es el tercero más grande a nivel mundial y de los mayores en 25 años y la gran diferencia con el tratado original es la suspensión de más de 20 polémicas disposiciones que dicen relación con la propiedad intelectual y la industria farmacéutica. 

Bajo la batuta de Japón, países como Canadá, Chile y México decidieron avanzar con este proyecto, cuando el presidente estadounidense acaba de anunciar la aplicación de aranceles para el acero y el aluminio, con lo que se arriesga a desencadenar una guerra comercial.

Estados Unidos promovió inicialmente el tratado, firmado en febrero de 2016 bajo la presidencia de Barack Obama. Hubiera tenido el 40% del PIB mundial y prácticamente 25% del comercio internacional, pero Donald Trump se retiró desde su llegada al poder.

Sin Estados Unidos, el acuerdo pierde más de la mitad de su peso y solo representa entre 15 y 18% del PIB mundial. 

Los 11 países pierden también la mitad del impacto esperado en materia de crecimiento. "Un punto del PIB en vez de dos inicialmente previstos", dijo a la AFP Julien Marcilly, jefe economista del asegurador Coface.

"El impacto es por supuesto menos de lo esperado, pero el acuerdo tiene el mérito de estar ahí y entrar en vigor de manera relativamente rápida", agregó.

El TPP estaba inicialmente previsto para frenar la influencia creciente de China en el comercio mundial y pierde su peso sin Estados Unidos hasta el punto de que el ministro de Relaciones exteriores de Taiwán, Huang Kwei-Bo, caricaturizó en el otoño pasado el acuerdo, en el que no participa su país, al presentarlo como "un tigre sin dientes".

¿El tratado beneficia a México? 

A través de un comunicado, la Secretaría de Economía aseguró que los productos mexicanos tendrán acceso a seis nuevos mercados: Australia, Brunei Darussalam, Malasia, Nueva Zelandia, Singapur y Vietnam, que habitan 155 millones de consumidores potenciales.

Además, permitirá a México profundizar el acceso al mercado agroalimentario de Japón y consolidará las preferencias arancelarias con Canadá, Chile y Perú, cuatro de los países que ya son sus socios.

Pero para algunos especialistas hay muchos sectores nacionales que no tienen nada que celebrar con la firma de dicho acuerdo.

"El tema de textil, calzado y vestido son sin dudas los grandes perdedores de la firma del CPTPP (también conocido como TPP 11), no hay nada que celebrar para ellos, no tienen nada que ganar en esos mercados y sí tienen todo que perder, son mercados que pueden degradarse muy rápido", advirtió Rodrigo Alpízar, tesorero de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), en entrevista para El Financiero.

De acuerdo con Alpízar, empresarios del sector textil y del vestido han hecho cálculos y determinaron que cada año, la industria se podría depredar entre 15 y 20 por ciento con este nuevo acuerdo.

Mientras que Juan Manuel Chaparro, presidente de fomento industrial de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra),dijo que los estados en donde hay una gran industria de calzado, como es Guanajuato, podrían sentir un impacto significativo por el acuerdo, en especial por la manufactura de algunos de los países asiáticos.

"Estamos hablando de países como Vietnam, que regularmente no tienen o no respetan unos sistemas de gestión de calidad como se nos exige al mercado formal, y se está compitiendo en desigualdad de condiciones", aseguró Chaparro.

Ante ello, autoridades mexicanas han decidido proteger el sector textil y de calzado de los países asiáticos.

Según Expansión, información de la Secretaría de Economía detalló que para textiles y prendas de vestir, México negoció plazos largos para la desgravación de entre 10 y 16 años para el 75,5% del universo de productos sensibles del sector. El periodo más largo para la desgravación en textiles y ropa será de 16 años y será con Vietnam, después Brunéi con siete años, y Malasia con seis.

Además se establecieron acuerdos con Vietnam para implementar cupos para limitar importaciones de ciertos productos de acrílico y para ropa de bebé hecha con fibras sintéticas, y asegurar que sus exportaciones provengan de su territorio y no de países vecinos como China.

Mientras que para el sector calzado México negoció plazos de desgravación de 10 a 13 años, para el 78,1% del universo arancelario. En tanto, el 5,8% de los productos de esta industria eliminarán su arancel de importación en cinco años y el 16,1% se desgravará de manera inmediata.

El acuerdo entraría probablemente en vigor a fines de este año o en la primera mitad de 2019, una vez que se hayan cumplido ciertos trámites legales en los países asociados.

vsv

Tu opinión es importante

Minuto a Minuto

Minuto a Minuto